VI Jornadas de Performance Fundació Caixa Castelló

Sala San Miguel de la Fundación Caja Castellón (calle Enmedio, 17. Castelló). Entrada libre hasta completar aforo, obligatorio cumplimiento normas de seguridad Covid-19

Sesiones: viernes y sábado, 16 y 17 de octubre, a partir de las 19:30 horas. Con la colaboración de la Consellería de Educación, Cultura y Deportes de la Generalitat Valenciana

 

 

El término inglés ‘performance’ es utilizado en las artes visuales, el teatro o la danza, entre otros, para indicar interpretación, actuación, rendimiento o evolución de una actividad. Este lenguaje artístico tiene como característica la utilización del cuerpo del artista como soporte y medio para la creación. La performance se desarrolla en el espacio y el tiempo, incluyendo a veces medios audiovisuales como proyección de videos, música o sonidos y la utilización de los más variados objetos; entre un sin fin de recursos propuestos por los artistas. Además, aparece con la intención de destruir todos los códigos y sistemas establecidos en el mundo del arte, como una propuesta total, como una forma de vivir y como un rechazo absoluto de toda tradición o esquema anterior.

En España el arte de performance se encuentra en un proceso de crecimiento y efervescencia, se suceden festivales y encuentros como los organizados por sexto año consecutivo por la Fundación Caja Castellón bajo la dirección del performer y poeta visual Bertomeu Ferrando, catedrático de Performance y Arte Intermedia en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, donde empezó a dar clases el curso 1989/1990 y organizó el primer grupo de performance y poesía en acción, llamado Tusílago y un poco de blanco.

Ferrando es, además, coordinador de la revista de poesía experimental Texto poético, redactor en las revistas: Doc(k)s, Inter y Texturas. Ha realizado performance en festivales en Europa, Canadá, México, EEUU, Japón, Corea, Vietnam, Singapur, Israel, República Dominicana, Argentina, Venezuela y Chile. Además expone su poesía visual y concreta en diversas ciudades de España, Italia y en Francia. También forma parte de los grupos Flatus Vocis Trío, Taller de Música Mundana y Rojo, SIC y 3 i no res, dedicados al desarrollo de prácticas creativas situadas a medio camino entre la música, la poesía y el arte de acción.

Por las aulas de Ferrando, dada su larga experiencia de más de cuarenta años, han pasado muchos de los artistas que hoy se dedican a este campo tan controvertido tanto en definición como en investigación. Para esta ocasión vuelve a presentar el trabajo de los mejores jóvenes performers de la asignatura de Performance de la Universidad Politécnica de Valencia.

 

Viernes, 16 de octubre,  a partir de las 19:30 horas:

Jon Carrilero Garcí es un artista multidisciplinar de 24 años cuya formación se centra especialmente en los campos de la performance, la ilustración y la escultura contemporánea. Actualmente está acabando sus estudios de grado de Bellas Artes en la Facultad de Bellas Artes San Carlos en la Universitat Politécnica de València.

Su acción consiste en una danza en la que el sonido, producido por cadenas metálicas y el movimiento creado por el cuerpo, se retroalimentan entre sí. De esta forma las cadenas y el cuerpo se necesitan mutuamente para existir. Y sólo el espectador tiene la llave para concluir el ciclo.

Dámaris Sempere es una artista multidisciplinar, nacida en Elche y residente en Valencia. Su producción abarca la pintura, el collage y las artes de acción. Co-funda el Colectivo Cúpula en 2018, el cual desarrolla intervenciones de carácter revisionista en el espacio público. Para su acción de la Sala San Miguel implicará a los asistentes a través de las palabras en la que demuestra que la fragmentación, la repetición y la rotura son temas troncales en su obra que se combinan con la experimentación y el azar dando como resultado un caos contenido en búsqueda de armonía.

Jesús Domínguez Tapia se ha formado en Bellas Artes en la Universidad de Salamanca y la Universidad Politécnica de Valencia. Tiene formación complementaria mediante talleres impartidos por los artistas Natsuko Tezuka y Johannes Deimling organizados por Diàleg Obert. Investiga mediante el arte de acción y la instalación conceptos como la temporalidad de los materiales y el espacio delimitado. También recurre a elementos sonoros para crear encuentros entre cuerpo y objeto.

Su acción para la Fundació Caixa Castelló es una práctica de investigación sobre la creación del espacio devenido acompañada por elementos materiales y sonoros en los que intervienen el concepto de azar y la incorporación de la improvisación variable. El sonido y las pausas suponen una alteración en la percepción del espectador, los cuales son usados como materia prima para conformar la acción en su total. La simbiosis que ocurre entre las diferentes corporalidades que habitan la performance es también objeto de estudio en la realización de la misma.

 

Sábado 17 de octubre, a partir de las 19:30 horas:

Irene Hernández cursa actualmente el Grado en Bellas Artes en la Universitat Politècnica de Valencia, y estudia en la escuela Òrbita Espai d’Acrobàcia Aèria distintas disciplinas comprendidas dentro de la danza aérea. Ha estudiado danza contemporánea con Malén Iturri Morilla. Ha realizado diversas performances individuales y colectivas en distintos espacios públicos de Valencia, en la Universitat Politécnica de Valencia, y ha sido seleccionada para el programa Residencias en Columbiello, organizado por Acción!Mad 2020.

En “Sellando el vacío #2”, su acción para Castelló, Irene plantea cuestiones acerca del individuo y su condición como tal, buscando un camino de reconciliación consigo misma y su entorno.

Claudia García Gynther es alumna de Bellas artes de la Universidad Politécnica de Valencia. Tiene formación en danza clásica y contemporánea en el Conservatorio Profesional de Danza de Valencia. Actualmente trabaja las disciplinas circenses.

El cuerpo siempre ha sido el hilo conductor del trabajo de Claudia. El cuerpo, su expresividad, su plasticidad y su mutabilidad son el elemento principal de la performance de Castelló. El cuerpo como identidad, como punto de unión, como método de expresión, como forma de comunicación. El cuerpo como poesía, como paisaje, como naturaleza, como mapa. El cuerpo como cartografía. El cuerpo como escultura viva, como material escultórico, como masa. El cuerpo como ente anónimo, como objeto, como avatar. El cuerpo como lugar de transformación.

Rosa Marín ha realizado acciones individuales y colectivas como miembro del Colectivo Lapassa. En 2019 presentó “Ecoidentidad» en el marco de la Biennal Ciutat Vella Oberta de Valencia; «Plast-eco» en el marco del Seminario Internacional Sonoro en la Casa Encendida de Madrid y «Ver, mirar, observar» en la Feria ARCO de Madrid. Otras acciones suyas son «Agua Bendita», en Iberflora de Valencia en 2018.

En 2017 obtuvo la Mención de Honor por su performance en el espacio Bosquearte, comisariado por Ana Tomás, en la 46ª Fira Internacional Iberflora de Valencia.