Manuel Chirivella, coleccionista y presidente de la Fundación Chirivella Soriano y Felipe Garín, académico y director honorario del Museo del Prado

Coloquio “Abstracción versus figuración: Retazos de una colección”

Sala San Miguel de la Fundación Caja Castellón (calle Enmedio, 17, de Castellón). Jueves, 8 de noviembre, a las 19:30 horas. Entrada libre hasta completar aforo.

 

Abstracción versus figuración: “Retazos de una colección”, muestra en la Sala San Miguel de la Fundación Caja Castellón la labor realizada en la Fundación Chirivella Soriano de Valencia con el fin reunir una colección artística que tenga la capacidad de transformar la sociedad “creativamente” con el objetivo de dotarla de nuevas parcelas de libertad.

La Fundación Chirivella Soriano es el primer centro privado de arte contemporáneo de Valencia. Permanece abierta al público desde abril de año 2005 en la casa-palacio Juan de Valeriola, un excepcional ejemplo de vivienda señorial gótica del siglo XIV. Su objetivo es poner a disposición del público una de las colecciones más reputadas de pintura contemporánea española y, a la vez, crear un espacio plural donde tengan cabida exposiciones temporales a través de una mirada abierta y global en sus más de 1000 metros cuadrados de espacio expositivo.

Manuel Chirivella, coleccionista y presidente de la Fundación Chirivella Soriano mantendrá el próximo jueves, 8 de noviembre, a las 19:30 horas, una conversación con Felipe Garín, académico y director honorario del Museo del Prado en la Sala San Miguel de la Fundación Caja Castellón (calle Enmedio, 17, de Castellón) en torno a la importancia del coleccionismo y la situación del arte contemporáneo. Para ello realizarán un itinerario artístico a partir del análisis de la colección Chirivella Soriano, un fondo artístico que tiene su punto de arranque en el arte español a partir 1957, momento determinante debido a la aparición del Grupo Parpalló, El Paso y Equipo 57. Seguirá con el Informalismo y sus coetáneos de la “nueva figuración”, “crónica de la realidad” y “realismo”, para pasar a la “generación nueva” de Luis Gordillo, a través del cual llegamos a los años ochenta y el momento presente.