Sala San Miguel de la Fundació Caixa Castelló. Del 15 de abril al 15 de julio

Inauguración 15 de abril, 19:30 horas

Abierto de lunes a sábado, de 11:30 a 13:30 horas, y de 17:30 a 20:30 hores. Cerrrado domingos y festivos

 

Dicen que un pueblo sin historia es un pueblo sin memoria. Nuestras raíces, nuestras tradiciones y nuestro patrimonio constituyen la identidad de cada uno de los 135 pueblos que conforman esta provincia única. A nuestra historia nos debemos y nuestra obligación, como pueblo, es cuidar y mantener el legado de nuestros antepasados y antepasadas.

Bajo esta premisa nació en 1981 el Servicio de Restauración y Bienes Culturales de la Diputación de Castellón, y desde entonces han sido miles las piezas, tanto religiosas como civiles, las que han pasado por sus talleres para devolverles el valor rasgado por la historia. En cada rincón de la provincia, en cada iglesia, ayuntamiento o museo, hay un tesoro recuperado por las mágicas manos de este equipo. Estas piezas restauradas a lo largo del tiempo y otras restauradas para la ocasión, atendiendo a su calidad, son la base de este ciclo de exposiciones.

La Llum de la memòria es una iniciativa que llega con un firme propósito: acercar nuestra cultura y patrimonio a nuestros pueblos para que la gente de Castellón admire el esplendor de nuestra tierra a través del arte heredado y hoy recuperado, porque no estamos dispuestos a renunciar a nuestra historia y porque nuestros pueblos se merecen nuevas oportunidades. La Llum de la memòria es un nuevo motivo de orgullo para la gente de la provincia y al mismo tiempo un pretexto para reivindicar nuestros pueblos de interior, paisajes, patrimonio y forma de vida.

La Sala San Miguel acoge una exposición con las más valiosas obras del patrimonio histórico-artístico castellonense, con piezas inéditas de inigualable valor patrimonial, recuperadas por el Servicio de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de la Diputación de Castellón, uno de los servicios más prestigiosos de todo el estado español. Con ello, rinde homenaje a cincuenta años de funcionamiento de este servicio y hace balance de multitud de obras restauradas, siguiendo unos criterios estrictos de calidad e importancia en el contexto del patrimonio histórico-artístico castellonense.

En San Miguel se mostrarán obras de la Plana Baixa y Plana Alta, de los siglos XV al XVIII, que son lo más selecto de los apartados de orfebrería, pintura, tejidos y escultura de nuestras comarcas. Entre los nombres de los artistas representados están Ribalta, Ignacio Vergara, Quinzá, Esteban March, J.B. Sunyer, Antonelli, Vicent Gosalbo, Urbano Fos, José Sebastián, José Ferrer, paneles de la Real Fábrica de Cerámica de Alcora, etc.